La electricidad

,


La electricidad es una forma de energía. La energía que encierra la electricidad proviene de unas de las partículas más pequeñas llamadas “electrones”, que poseen una carga eléctrica negativa. La electricidad sirve para hacer funcionar muchos tipos de máquinas. Sirve para crear calor, luz y movimiento.
Los dos tipos conocidos de carga eléctrica son la negativa y la positiva.


Para entender qué es la electricidad debemos comenzar con los átomos. Los átomos son pequeñas partículas que son muy difíciles de ver, y son los elementos con los que está hecho todo a nuestro alrededor.

Todos los materiales están formada por átomos. Un átomo está compuesto por protones, electrones y neutrones. El centro de un átomo, al cual se llama “núcleo”, tiene al menos un protón.

Alrededor del núcleo viajan los electrones (en igual cantidad que los protones) a gran velocidad. Cuando los electrones se mueven entre los átomos de la materia, se produce una corriente de electricidad. Esto es lo que sucede cuando los electrones (en amarilo, en la figura) circulan por un trozo de alambre.


El átomo, lo forman un núcleo que contiene protones y neutrones, y alrededor de dicho núcleo giran los electrones.
Cuando el número de protones y de electrones coincide en un átomo, se dice que es neutro.
Cuando el número de electrones es menor que el de protones, se dice que el átomo está cargado positivamente.
Y cuando el número de electrones es mayor que el de protones, se dice que está cargado negativamente.


Los protones y electrones tienen una propiedad llamada carga, la de los protones es de signo positivo y la de los electrones es de signo negativo. Los neutrones no tienen carga. Los protones y electrones se atraen entre sí porque tienen cargas de distinto signo. En cambio las partículas que tienen cargas del mismo signo se repelen.

La fuerza que actúa entre ellos es la fuerza eléctrica.